La sonrisa como el mejor baluarte para afrontar los retos

Hoy quiero hablaros de Ainhoa. Ainhoa era una amiga. Una de esas de las que te alegran siempre pasara lo que pasara. Una persona que siempre tenía por bandera su sonrisa, por muy mal que se sintiera o estuviese. Una sonrisa que se contagiaba, que al momento insuflaba ánimo y coraje. Ainhoa tan solo tenía 19 años y esta semana nos abandonó de la forma más abrupta e inesperada posible.

En el momento de escribir estas palabras aún soy incapaz de aceptar que haya sucedido de verdad. El dolor tras conocer la noticia fue abrumador, salvaje. La muerte es algo natural, forma parte de la vida, pero cuando se lleva a alguien tan joven y vital, con toda su vida por delante, es algo indescriptible. Y si algo se ha roto en mi interior, siendo amigo de ella, no podéis imaginaros lo que sufren ahora mismo su pareja y su familia, especialmente su madre, una persona bellísima con la que he hablado muy a menudo, y que es todo corazón.

Si escribo esto hoy en mi blog, es porque quiero dejar constancia de algo que se me ha hecho evidente estos díass. Hay que aprovechar cada momento del día como si fuera el último segundo, esforzarnos para ser mejores y dar lo mejor de nosotros a los demás. Ese es el legado de Ainhoa, su sonrisa, su radiante sonrisa contagiosa ante toda situación negativa. Vivimos unos momentos muy duros, con situaciones de auténtico drama en familias y empresas debido a la crisis económica y la situación de España. Es por ello, que ahora más que nunca, debemos aplicarnos todos el legado de Ainhoa, el de sonreir.

Debemos hacer de la sonrisa nuestro mejor baluarte, nuestra mejor marca personal con la que afrontar los retos y problemas diarios. Debemos convertirnos, al igual que hizo Ainhoa con todos los que tuvimos la increíble suerte de conocerla, en un referente, en un ejemplo a seguir. No importa lo complicada que esté la situación en nuestras familias, empresas o proyectos, debemos convertirnos en auténticos adalides y contagiar nuestra energía a todos los demás. Es el único camino para salir de esta espiral depresiva en la que se encuentra España ahora mismo.

Con una sonrisa todo se puede solucionar más rápido. Con una sonrisa podemos encontrar complicidad donde podríamos haber encontrado solo hostilidad. Con una sonrisa, nuestra actitud será la mejor sin importar los obstáculos que se presenten. Os animo a seguir el ejemplo de Ainhoa, a hacer de vuestra sonrisa vuestra mejor marca personal. Ella siempre fue muy generosa y este es el mejor regalo, el mejor legado que nos ha podido dejar.

Cada vez que vea una sonrisa, la veré a ella y sabré que sigue muy viva dentro de todos los que la conocimos y apreciamos.

Recordad, la mejor solución ante cualquier problema es… una sonrisa. Y dad siempre lo mejor de vosotros mismos en todo lo que hagáis, ya que al final, lo único que quedará es el legado que dejemos en los demás.

 

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

julio 2012
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Categorías

Archivos